Puede que en muchas ocasiones nos preguntemos cuando vamos a una boda o evento, si estamos haciendo lo correcto o no en cuanto a los cubiertos  adecuados, la copa adecuada… Vamos a intentar de aclarar en este post las dudas más generales que se pueden tener en cuanto al protocolo en la mesa.

Los cubiertos: posiciones

Salvo algunas posiciones, en el mundo de la hostelería no hay un lenguaje estandarizado sobre el significado de los cubiertos en el plato.

Hay dos modelos que son más universales, que son la posición de pausa o descanso y de finalización:

  • Pausa: se apoyan los cubiertos sobre le plato en forma de pico o triángulo; con un ángulo abierto de unos 90º; y los mangos de los cubiertos no deben tocar nunca el mantel.
  • Finalización: cuando hemos acabado de comer, la posición aceptada y estandarizada es colocar los cubiertos en paralelo entre ellos; y de forma perpendicular al borde de la mesa. El mango debe de ir hacia la parte inferior. Se aceptan las posiciones de las 6.30h y la de las 4.20h.  

El resto de posiciones no son universales y no en todos los sitios van a entender su significado. Alguna de ellas son:

  • Siguiente plato: los cubiertos se dejarían formando una cruz en el plato.
  • Me ha gustado: la posición es en paralelo con el borde de la mesa y el mango hacia el lado izquierdo.
  • No me ha gustado: la posición es la misma que para la pausa, pero la punta del cuchillo se mete entre los dientes del tenedor

Las copas

protocolo en la mesa

Hay una gran variedad de tipos de copas y vasos, pero los más comunes en una boda o evento serían:

  • Copa de agua: es de un tamaño grande y abombada, y se puede utilizar también para zumos. En cuanto a las cantidades, solo se debe llenar hasta 4/5 de su capacidad. También se utilizan para refrescos.
  • Copa de vino: también son distintas si se trata de vino blanco o tinto.
  • Copa para vino tinto: es ancha, y con amplia capacidad en el fondo, abombada. Se llenan de ⅖ a ⅗, dependiendo de la capacidad misma de la copa.
  • Copa para vino blanco: es algo más estrecha que la del vino tinto, ya que se suele tomar frío y así pierde menos propiedades; y solo debe llenarse hasta ⅖ de su capacidad, al igual que la copa de vino tinto.
  • Copa de cava o champán: la más estrecha y alta de todas; con el pie corto. Su diseño es así para poder retener durante más tiempo las burbujas. Las copas para el cava pueden ser clásicas (como en los años 20); de tulipa; o de flauta, la más estandarizada.  

La servilleta

El protocolo establece que en cuanto a la servilleta, hay que desdoblarla y colocarla sobre nuestro regazo. Si es muy grande, la podemos doblar por la mitad.

Si tenemos que levantarnos, dejaremos a la servilleta en el lado derecho de nuestro plato, ligeramente arrugada (nunca hacer como si no la hubiéramos usado).

El pan

Punto de conflicto puesto que pocas veces sabemos si el que nos hemos comido es el de nuestro vecino de al lado, o el que nos corresponde.

Puede que una de las preguntas para romper el hielo con la persona que tenemos al lado sea: ¿cuál es mi pan?

Para salir de dudas, os contamos que el pan se coloca siempre a la izquierda de nuestro plato. El equívoco del pan introduce a todos los que están en la mesa a hacer lo mismo, y comerse el pan erróneo.

En Antigua Fábrica de Harinas contamos con Vatelia Catering, que se encargarán de todos los detalles; y te aconsejaremos sobre qué tipo de cubiertos, vajilla y demás seleccionar para tu evento o boda, para que no tengas que preocuparte de nada. 

protocolo en la mesa

El protocolo en la mesa: dónde se colocan los elementos
Rate this post
¡Comparte!