Seguro que alguna vez nos hemos sentido inseguros o con dudas cuando nos invitan a una comida o cena formal. Las bodas son un ejemplo de protocolo; por ello desde Antigua Fábrica de Harinas os queremos dar algunas pautas básicas.

Aunque la mayoría de normas de protocolo están algo en desuso, algunas se siguen conservando más que nada porque ya se consideran buena educación.

El protocolo en la mesa en bodas

Desde el uso de la servilleta a cuáles son los cubiertos que hay que coger, las copas… Puede que nos sintamos algo agobiados ante la mesa compuesta de una boda. Por eso vamos a descifrar algunas dudas a modo de pregunta.

¿Cuál es mi pan en una comida formal?

Seguro que esta es una de las cuestiones básicas que nos hacemos una vez sentados en la mesa. En alguna ocasión habremos sido los ‘robados’, y otras, lo que le robamos el pan a nuestro comensal vecino.

protocolo en la mesa en bodasPara que esto no ocurra, vamos a intentar recordar esto: las copas y vasos siempre se colocan a nuestra derecha; para que nuestro brazo no tenga que cruzar el plato hasta alcanzar la bebida; por tanto, el plato del pan es el que se encuentra a nuestra izquierda. ¿Por qué? Porque coger pan es un trabajo que podemos hacer con nuestra mano no dominante. Esto es más fácil de recordar para los diestros que para los zurdos.

¿Cómo se colocan los cubiertos?

Aunque hay muchas corrientes sobre la colocación de los cubiertos según nuestro estado (pausa, acabado, si nos ha gustado, si no…), lo cierto es que no hay ninguna norma escrita de protocolo que diga algo sobre ello.

Lo más estandarizado es que cuando hemos acabado, esto se colocan dentro del plato en paralelo; en posición vertical; aunque haya restos de comida.

Mientras estamos comiendo, si vamos a hacer una pausa, estos se colocan a los lados del plato; uno en posición de las 8 y otro en el de las 4.  

¿Dónde pongo la servilleta?

En eventos formales como bodas, lo común es colocarla extendida sobre nuestro regazo. Si nos tenemos que levantar por algo, o si hemos acabado, no la tenemos que doblar ni nada: simplemente colocarla tal cual, arrugada, a la derecha del plato.

El dilema de las copas

Copa de agua: suele ser la más grande de todas. Esta se usa tanto para agua como para zumos o refrescos; y nunca debe llenarse hasta el borde. Decir también que su tamaño depende de la cristalería, y que en bodas o eventos se puede sustituir por un vaso (vaso de agua).

Copa de vino tinto: se trata de una copa ancha. Antes era muy parecida a la del agua, aunque últimamente son más abombadas. Estas solo se llenan ⅖ o ⅗ de su capacidad. El borde es ancho con el fin de que el vino respire y emita su aroma.

Copa de vino blanco: es más fina que la del vino tinto; con el fin de mantener su temperatura. Se llena unos ⅖ de su capacidad.

protocolo en la mesa en bodasCopa para vinos espumosos: es la más aflautada de todas las copas; y se emplea para el cava o champán. Esta también puede tener forma de balón.

A la hora de coger la copa, no se hace agarrando la copa en sí, sino su tallo. Agarrar la copa desde el final del tallo y su base; con los dedos en el cáliz. Agarrar directamente el cuerpo de la copa, está mal visto también y son gestos que denotan poca clase.

Otra forma errónea de coger la copa, es con la palma de la mano; de modo que el cuerpo de la copa toca nuestra palma.  

Cosas que podemos coger con las manos

Esta suele ser otra gran duda en el protocolo en la mesa en bodas o eventos formales: ¿qué puedo y qué no puedo coger con las manos?

Además del pan, hay una lista de alimentos que según el protocolo en la mesa en bodas, también podemos coger con las manos:

  • Snacks
  • Canapés
  • Mazorcas de maíz
  • Galletas
  • Sándwiches
  • Frutas pequeñas
Protocolo en la mesa en bodas y eventos
Rate this post
¡Comparte!